Redacción por Fidel López

Se llegó el día esperado para ver a la selección nacional de fútbol playa en la arena del Complejo Olímpico Luzhniki debutar en el mundial de la modalidad Rusia 2021.

El Salvador llega a este mundial como campeón de la zona de CONCACAF tras haber ganado el premundial el pasado mes de mayo. Sin embargo le tocó correr con la misma suerte que experimentó ayer Estados Unidos, el otro contendiente del área, que ayer cayó derrotado ante la anfitriona del certamen.

El debut de los “cangrejitos playeros” despertaba muchas expectativas luego que la azul playera regresaba a otra cita mundialista tras ocho años de ausencia; su última participación había sido en Tahití 2013.

El momento en el que los guerreros de playa saltaron a la arena del Complejo Luzhniki, con la ilusión de darle una alegría a la afición salvadoreña que sin duda les estuvo dando vibras positivas a través de la distancia en todo el partido.

El encuentro comenzó muy bien para los cuscatlecos, pues muy temprano en el primer periodo, Rubén Batres adelantaba a los nacionales para comenzar a llevar el control de las acciones.

Posteriormente Heber Ramos cobró de forma magistral un tiro libre que acabó venciendo la resistencia del portero de la selección de Bielorrusia, poniendo el 2-0 en la pizarra a favor de El Salvador, y así finalizaría el primer periodo del encuentro.

Al inicio del segundo periodo, Bielorrusia encontraría una esporádica reacción con el gol de Piatroski que ponía los cartones a tiro de empate. No obstante El Salvador encontró casi de forma inmediata en los pies de Heber Ramos, mantener la ventaja de dos goles.

Los europeos continuaron dando batalla y Aleh Hapon, quien se convertiría en una figura determinante, puso nuevamente las cosas a tiro de empate.

Rubén Batres quien abrió la cuenta para los nacionales, también se convirtió en el primer jugador amonestado para el combinado salvadoreño tras cometer una falta sobre jugador bielorruso. Pero más adelante Batres se reivindicó al conseguir su doblete y poner las cosas 4-2 a favor de El Salvador, y así finalizaba el segundo periodo.

Con la ventaja en el marcador, el tercer periodo pintaba alentador para la selecta playera, pero Bielorrusia sacó ese último aire que le permitió encontrar la ruta para forzar el partido al alargue. Todo se comenzaba a derrumbar para los cuscatlecos a partir de que el contrincante encontró el 4-4 en tiempo reglamentario.

El tiempo extra no pintó bien para el combinado salvadoreño que tras el gol de Riabko, por primera vez se vio abajo en el marcador durante todo el encuentro; pero Frank Velásquez se encargaba de poner las cosas 5-5 y de esa manera, alargar el juego hasta la definición de penaltis.

La ruleta rusa no le sonrió a los nuestros, y así se complican las aspiraciones en lo que resta de fase de grupos puesto que el siguiente rival de la selección playera es Brasil a quien enfrentará el domingo 22 de agosto a las 10 de la mañana (hora de El Salvador) y cierra el martes 24 frente a Suiza en partido programado a las 7:30 am.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido protegido