CEL_1200x360 x
Slide
1200x360
Slide
Slide
previous arrow
next arrow

Mientras celebramos el Mes de la Herencia Hispana este año, es un buen momento para reconocer las numerosas contribuciones de los propietarios de pequeñas empresas hispanos. Y realmente son muchos. Wells Fargo se desempeñó como patrocinador principal del Informe del Producto Interno Bruto (PIB) Latino en los Estados Unidos del Latino Donor Collaborative, quien rastrea la creciente influencia de la comunidad latina dentro de la economía de los Estados Unidos, y los resultados son increíblemente prometedores. Los latinos contribuyeron con $ 2.7 billones al PIB de EE.UU. en 2021, equivalente a la séptima economía más grande del mundo, y están creciendo un 57% más rápido que la economía de EE.UU. en general. De 2010 a 2019, el PIB latino de EE.UU. es el tercero de más rápido crecimiento entre los diez PIB más grandes del mundo, con la economía de EE.UU. en el cuarto lugar.

Los latinos también representan el 68% del crecimiento de la participación laboral en EE.UU. Estas cifras se deben en gran parte a las duelas de negocios de latinas. De hecho, en 2019, las mujeres latinas poseían el 18% de todas las empresas propiedad de mujeres1, y entre 2014 y 2019, las empresas propiedad de latinas crecieron un 40%.2 Estas cifras son significativas y muestran el impacto que las empresarias latinas están teniendo en la economía global del país.

Pero todos sabemos que los propietarios de pequeñas empresas siguen luchando para mantenerse «abiertos», debido a las repercusiones y las continuas fluctuaciones a causa de la pandemia. Aunque las estadísticas en torno a las compañías lideradas por latinas son austeras ―el doble de las compañías propiedad de latinas cerraron durante la pandemia de COVID-19 en comparación con sus contrapartes masculinas (30% v. 16%)―, las sugerencias que se incluyen a continuación pueden ayudar a las aspirantes a empresarias latinas a encaminarse hacia el éxito.

Elabore un plan de negocios

¡Tener una buena idea NO es suficiente! Elaborar un plan de negocios* es el primer paso clave para cualquier propietario de empresa. Un plan eficaz puede ayudarle a priorizar la forma en la que aprovecha su tiempo e invierte su dinero, y a establecer metas que se puedan medir. También puede ayudarle a identificar obstáculos actuales o futuros para que pueda prever y evitar mejor los posibles riesgos. Por ejemplo, con los efectos del COVID-19, quizás haya tenido que crear más ofertas por Internet o mejorar la presencia digital de su empresa. Es posible que algunos de ustedes hayan tenido que cambiar las relaciones con las cadenas de suministro y los proveedores, o reducir la contratación. Sea lo que sea, ahora es el momento para examinar cómo se ha adaptado a la situación actual, cuál de estas adaptaciones desea seguir desarrollando en el futuro, y luego documentarlo en su plan.

Obtenga apoyo de mentores

Los latinos están cada vez más en posiciones ventajosas para comenzar sus propios negocios: son más jóvenes, con un mayor nivel educativo: casi el 90% de los latinos posterior a los millennials se han graduado de la escuela secundaria. Están contribuyendo a la fuerza laboral en mayor número, comprando más casas y cerrando la brecha de riqueza a de forma muy rápida. Pero el último año y medio ha reafirmado lo que siempre hemos sabido: se necesita todo un pueblo. A medida que las mujeres empresarias continúan saliendo de los impactos de la pandemia y construyen desde la supervivencia hacia la recuperación y la oportunidad, conectarse con mentores y otros especialistas es una de las formas más poderosas y valiosas de intercambiar conocimientos, compartir las mejores prácticas y aprender unos de otros. Recientemente, Wells Fargo se asoció con el Centro Empresarial Nasdaq, donde las mujeres empresarias pueden obtener apoyo complementario a través de su emblemático programa de mentoría de 12 semanas, Milestone Mapping Coaching Circle*, para ayudarles a superar los desafíos empresariales clave y, al mismo tiempo, generar una red de apoyo mutuo y una conexión con mentores. Las mujeres empresarias que estén interesadas pueden presentar una solicitud para participar, y luego de la aceptación se les asignará a un círculo.

Encuentre la orientación y la información correctas

Es posible que muchas mujeres no sepan a dónde recurrir para obtener información confiable que las ayude con las decisiones empresariales críticas. La buena noticia es que hay muchos recursos y herramientas gratuitos* para ayudar a educar a las mujeres empresarias. El sitio web SBA.gov* es otro excelente punto de partida. Incluso ofrece una versión de su sitio en español. Además, la Agencia para el Desarrollo de Empresas de Minorías (Minority Business Development Agency) conecta a las mujeres con recursos, eventos y oportunidades para ayudarlas a alcanzar el éxito a través de su Iniciativa Empresarial para Mujeres de Color*. Por último, la Cámara de Comercio Hispana de Estados Unidos (USHCC, por sus siglas en inglés)* tiene más de 200 capítulos locales diseñados para apoyar a propietarios de empresas hispanos con ambiciones, y también tiene programas específicos para empresarias latinas.

Prepárese para obtener crédito

Una vez que tenga un plan de negocios, se haya conectado con mentores y otros especialistas, y haya realizado su investigación, prepararse para obtener crédito será el siguiente paso fundamental antes de obtener financiamiento para su empresa. Es importante trabajar con un banco que ofrezca herramientas y recursos que faciliten la comprensión del financiamiento, y con un representante bancario que le muestre qué necesita su empresa para obtener la aprobación para un préstamo. Antes de solicitar un préstamo o una línea de crédito para pequeñas empresas, su banco deseará ver que su empresa genere un flujo de efectivo constante, tenga niveles bajos de deuda y se encuentre en una posición financiera sólida para administrar los pagos de la deuda. Cuanto más sepa sobre aquello que los representantes bancarios desean ver en una solicitud de crédito, más preparada estará para procurar obtener crédito para su empresa. Asimismo, un plan de negocios también podría ayudarle a obtener financiamiento para su empresa. Por ejemplo, para solicitar un préstamo garantizado por la Small Business Administration (SBA, por sus siglas en inglés), y algunos préstamos y líneas de crédito para empresas más grandes, los prestamistas podrían exigir un plan de negocios formal por escrito antes de otorgar un crédito.

Al crear o actualizar un plan de negocios, buscar oportunidades de mentoría, aumentar los conocimientos y prepararse para obtener crédito, más empresarias latinas podrán alcanzar el éxito.

Fuente Wells Fargo

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido protegido