Las escuelas de medicina del sur de California están recibiendo grandes subvenciones para mejorar la diversidades en dichos lugares, aunque los latinos son el 39% de la población del estado, representan solo el 6% de los médicos y el 8% de los graduados de las escuelas de medicina.

De acuerdo con el director del programa de la Fundación de Bienestar de California ,Jeff Kim, su grupo recientemente donó $ 450 mil para apoyar los esfuerzos de la Facultad de Medicina de Riverside de la Universidad de California para inscribir y graduar a estudiantes de comunidades de color que históricamente están subrepresentadas.

“Al ritmo actual de cómo reclutamos y graduamos a los estudiantes de medicina, nos llevaría cinco siglos tener suficientes médicos latinos para igualar la proporción de latinos en la población”, informó Kim.

Asimismo, la fundación también donó casi el doble de esa cantidad a la Universidad de Medicina y Ciencias Charles R. Drew, para atraer a más estudiantes y retirar parte de su deuda médica.

Cabe señalar que actualmente, ambas escuelas están ampliando sus programas. La acción afirmativa en la educación superior es ilegal en California, por lo que las escuelas reclutan mucho en las escuelas secundarias y los colegios comunitarios en comunidades de bajos ingresos.

Kim explicó que los médicos que provienen de la comunidad, hablan sus idiomas y comprenden su cultura pueden ofrecer una mejor atención.

“Debido a las interacciones históricamente problemáticas con el cuidado de la salud, ciertas comunidades serán menos confiadas“, señaló Kim. “Pero si ven personas de su propia comunidad, creo que eso mejora la calidad de la atención y el acceso a la atención”, añadió.

De acuerdo con la California Health Care Foundation , el estado enfrenta una escasez de médicos en general, un problema que es particularmente agudo en Inland Empire y San Joaquin Valley.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido protegido