Slider
DDN Editor 10/03/2021

Con el inicio del horario de verano, el domingo 14 de marzo, la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de EE. UU. (CPSC, por sus siglas en inglés), aconseja a las personas a cambiar las baterías de las alarmas detectoras de humo y monóxido de carbono (CO).

En la medida que los consumidores dan la bienvenida a la nueva temporada, las alarmas de humo y CO, necesitan un nuevo cambio de batería cada año, a excepción de aquellas que cuenten con baterías selladas de 10 años.

También, recomienda que las alarmas deben verificarse cada mes para asegurar que estas estén funcionando correctamente. Las alarmas de CO deben colocarse en cada piso de la casa y afuera de las áreas para dormir.

“Las alarmas que cuentan con baterías nuevas le dan a su familia un tiempo valioso para escapar de un incendio o de una acumulación mortal de monóxido de carbono en su casa”, dijo el presidente interino de la CPSC, Robert Adler.

El promedio anual es de casi 362 mil incendios involuntarios de estructuras residenciales, 2,300 muertes, más de 10,400 lesiones y $669 mil millones en pérdidas de propiedad de 2015 a 2017, según un informe reciente de la CPSC.

Fuente:  U.S. Consumer Product Safety Commission

Compartir

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido