banner-dia-delpadre
Dia a Dia News 10/07/2020

La Federación de Rusia, país Observador del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), donó 30 mil pruebas a la región centroamericana con la ayuda de la  Secretaría General del SICA, esto en el marco del apoyo al Plan de Contingencia del SICA frente al Coronavirus.

“Agradecemos la solidaridad de la Federación de Rusia al donar estas pruebas para la región, aun cuando su producción es relativamente reciente y están cubriendo la demanda interna. Agradezco que atiendan el llamado del SICA, sobre todo porque cada vez es más difícil conseguir pruebas”, dijo el Secretario General del SICA, Vinicio Cerezo.

Las pruebas que llegaron en un vuelo humanitario a Costa Rica el pasado 2 de abril y que serán distribuidas en toda la región fueron elaboradas en los laboratorios rusos y están aprobadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), así como también se ha contado con el apoyo del Consejo de Ministros de Salud de Centroamérica y República Dominicana (COMISCA), debido a las consideraciones técnicas y de compatibilidad de los sistemas que utilizan los países miembros.

La distribución de las pruebas se da de la siguiente manera: Costa Rica, El Salvador, Panamá y Nicaragua recibirán 5 mil pruebas y Guatemala 10 mil, esto debido a que la solicitud de la SG-SICA se complementó con gestiones que el Parlamento Centroamericano (PARLACEN) realizó con el Embajador de Rusia en Guatemala.

Además, gracias al apoyo del Centro de Coordinación para la Prevención de los Desastres Naturales en América Central (CEPREDENAC), se incluye a la donación mascarillas N95 y se realiza el traslado a través del Mecanismo Regional de Ayuda Mutua ante Desastre entre los Estados Miembros del SICA y del Protocolo Centroamericano de Envío, Tránsito y Recepción de Asistencia Humanitaria y Técnica Internacional en Situaciones de Desastres/Emergencias.   

Compartir

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido