Mar. Jul 23rd, 2024

La Corte Suprema de los Estados Unidos rechazó un ataque políticamente motivado contra el acceso a la mifepristona, comúnmente utilizada en el beneficio del cuidado de aborto con medicamentos. La corte determinó que la organización antiaborto que presentó el caso carecía de legitimación activa.

«La decisión de hoy representa una victoria para los derechos reproductivos y el acceso a la atención médica integral, pero este caso nunca debería haber llegado a la Corte Suprema en primer lugar», dijo Sue Dunlap, Presidenta y CEO de Planned Parenthood Los Ángeles. «Los opositores a los derechos de aborto saben que no pueden ganar en la corte de la opinión pública, por lo que han recurrido a nuestro sistema judicial para perseguir su objetivo de prohibir el aborto. Desafortunadamente, no creo que esta sea la última vez que enfrentaremos una amenaza nacional al acceso al aborto.»

Con más de dos décadas de uso por más de 5 millones de pacientes, la mifepristona ha sido reconocida durante mucho tiempo como una opción segura y efectiva para poner fin a embarazos tempranos, empoderando a individuos con autonomía reproductiva y opciones de atención médica.

Es importante recordar que la lucha no termina aquí. Este caso ilustra que los activistas antiaborto continuarán lanzando ataques contra la libertad reproductiva. Todavía estamos esperando una decisión en Idaho y Moyle, et al. v. Estados Unidos, un caso que amenaza con negar la atención de aborto de emergencia a pacientes embarazadas. Los pacientes merecen acceso al cuidado médico que necesitan, y los médicos deberían poder proporcionar ese cuidado sin interferencias innecesarias por parte de los políticos.

Facebook Comments Box
Compartir esta nota
error: Contenido protegido